lunes, 24 de septiembre de 2012

SU PRIMER COLE


Es muy duro separarse de mamá o papá para tener que ir al cole, y tener que hacerles comprender a esos enanos llorones que mamá o papá se han ido solo un rato, que luego volverán a recogerles, también es duro, aunque la experiencia de poder compartir estas horas con las profes de la guardería, aprender tantas cosas de cada una de ellas y de cada uno de esos enanos, ¡hasta me han llegado a llamar "mamá"!, o ver esos gestos y caras de complicidad en la clase de las abejitas, con el cuento de los tres cerditos, es impagable. ¡Yo quiero dedicarme a esto! Mil gracias. ¡Ahora me toca a mi empezar mi cole!